Instalación de un sistema de control de agua en el sector químico

26 Oct Instalación de un sistema de control de agua en el sector químico

Importante compañía nacional de elaboración y distribución de productos de limpieza y cosméticos ha vuelto a confiar en J. HUESA. Con el objetivo de mejorar y controlar el carácter del agua para los ensayos de sus productos.

Ante las necesidades del cliente, el equipo de J.Huesa diseño e instalo una planta piloto a medida para el ensayos de sus productos. El proceso de producción recibe el agua desde distintos puntos de la fábrica. En algunos casos, suministrada de otros equipos instalados por J.Huesa en su misma fábrica. Tales como equipos de osmosis inversa y filtración de carbón activo.

Con el fin de mejorar el proceso productivo se ha instalado un sistema que consta de un depósito de acumulación. Este recibe el agua suministrada desde distintos puntos de agua y que previamente es analizada por nuestro equipo, para evaluar el carácter de esta. Esta agua tras ser analizada, se calcula las necesidades de agua de distinta naturaleza de manera que, según el punto marcado por el operador de planta, se obtenga la dureza deseada. Con el fin de obtener el nivel de dureza de agua deseada para el proceso de producción. La compañía realiza ensayos experimentales de sus productos, antes de lanzar a producción. El equipo de J.Huesa realiza un balance de masas del agua suministrada. De manera constante el sistema toma muestras obteniendo así una calidad en un entorno controlado, asegurando las exigencias marcadas por el cliente.

Todos estos datos, así como la secuencia necesaria para operar, es controlada por nuestro autómata Siemens. Dicha secuencia ha sido programada por nuestro departamento de instrumentación, automatización y control. Siguiendo las directrices del departamento técnico y las exigencias del cliente, consiguiendo ajustar los caudales necesarios de cada fuente de agua suministrada al equipo.

Ventajas del sistema de control de agua

El sistema requerido por nuestro cliente y fabricado en las instalaciones de J. Huesa, ha significado para, numerosas ventajas, como:

  1. La obtención de manera constante de una dureza concreta para el agua suministrada a los procesos de prueba de productos. Bajo un control más exacto y obteniendo resultados más precisos en sus ensayos. Consiguiendo evaluar en condiciones controladas la calidad del producto final del cliente. Una solución personalizada y totalmente adaptada a las necesidades marcadas, con equipos versátiles y de alta eficiencia.
  2. El sistema de control permite el funcionamiento automático del equipo con la máxima fiabilidad, hasta 24 horas al día y con la mínima supervisión. Del mismo modo, facilitará al personal encargado de la explotación y gestión de la instalación toda la información precisa. Para así conocer el estado de la misma y permitirá que se pueda actuar sobre el proceso.
  3. Reducción del coste del agua facilitada al equipo. Permite suministrar una calidad determinada en el proceso, optimizándolo y evitando un sobreuso de agua osmotizada. Suponiendo un ahorro tanto energético como monetario en el proceso productivo