Instalación de tratamiento de agua para un centro de diálisis

13 Mar Instalación de tratamiento de agua para un centro de diálisis

Para el tratamiento de pacientes renales, es implantada en un nuevo centro en Algeciras que cuenta con un amplio número de pacientes localizados en la zona.

En la búsqueda de la solución tecnológica más apropiada para la reducción de la salinidad del agua de entrada, y su correcta adaptación para el uso requerido, J. HUESA ha optado por el diseño, fabricación e implantación en las instalaciones del cliente, de una planta de osmosis inversa.

 

El agua objeto de nuestro tratamiento proviene de agua de red a la cual después de realizarle los análisis pertinentes se concluye la necesidad de eliminar la salinidad y tratarla para el uso de las máquinas de diálisis tanto estándar como especificas online. Para ello recurrimos al proceso de pretratamiento para adecuar el agua para un primer paso de osmosis inversa.

Esta agua clorada, al ser agua de red, entra en el filtro de Sílex y antracita cuya función es retener partículas en suspensión que pueda contener el agua. El filtro tendrá la necesidad de realizar limpiezas pues la carga que contiene ira apelmazándose con las partículas retenidas. Para ello el filtro posee un programador automático de limpiezas, así como de puesta en servicio. Dichas limpiezas, se realizarán por tiempo.

El agua resultante pasa a través de dos lechos separados de carbón activado para aseguramiento que está libre de cloro, tan nocivo para la planta de osmosis inversa produciéndose oxidación.

Posteriormente se le pasara a través de un lecho de resinas catiónicas especificas las cuales   eliminaran calcio y magnesio de alto poder incrustante.

 

El agua se dispone a entrar en los pre filtros de seguridad antes de ser bombeada a una presión de entre 10-15 Bar a las membranas de poliamida. Un material semipermeable arrollado de manera que solo una alta presión podrá traspasar el corte molecular de la membrana (0.001 µm) reteniendo en el exterior todas aquellas sustancias orgánicas e inorgánicas resultando un agua estéril que será conducida a través del centro de la membrana al exterior de la instalación.

En la actualidad los monitores de diálisis poseen unas necesidades restrictivas mayores como son

  • Alta calidad de agua (inferior a 2 microsiemens)
  • Presión de trabajo continuo independiente a los consumos de 3 bar de presión

 

Para ello se ha proyectado un sistema de doble paso de osmosis inversa para el aseguramiento de la calidad del agua permeada al anillo de consumo de los monitores sea siempre inferior a esos 2 microsiemens solicitados.

Incluye un cuadro eléctrico de protección y maniobra controlado por un autómata SIEMENS que permite la programación a voluntad de todos los parámetros de funcionamiento, así como conexiones externas de niveles, alarmas, dosificaciones, etc.

Los equipos analógicos van dotados de señales 4-20 mA para cada uno de los parámetros físicos de gestión de la planta de tratamiento, además de los instrumentos que se equipa al sistema para su control.

 

Objetivo:

Obtener un agua exenta de salinidad y de calidad inferior a 2 microsiemens con un caudal necesario para los monitores de diálisis de forma continua y asegurada

Ventajas:

  1. El sistema es totalmente automático, puede trabajar hasta 24 horas diarias, con una supervisión mínima. No precisa de personal con cualificación especial.
  1. El sistema de osmosis inversa supone debido a las características de las membranas semipermeables una barrera bacteriológica en el agua producida, que elimina problemas bacteriológicos en la instalación.
  1. La sanitación del anillo de distribución del agua tratada de forma ultra pura está contemplada en el diseño del equipo y supone una operación rutinaria que puede repetirse en el tiempo (una vez mensual).