Planta de tratamiento para empresa del sector metalúrgico en Argelia

23 Ago Planta de tratamiento para empresa del sector metalúrgico en Argelia

La instalación diseñada e instalada por parte de J. Huesa, es contratada por parte de una gran multinacional española del sector metalúrgico, dedicada a la producción y fabricación de perfiles y accesorios metálicos. Dicha multinacional posee centros de fabricación en diferentes países, y en este caso la instalación se ha ubicado en Argelia.

La planta se diseña para eliminar la salinidad del agua procedente de un pozo, y que adquiera las características necesarias para que no interfiera en el proceso de fabricación de superficies metálicas.

La instalación está diseñada para producir un total de 8 m3/h de agua osmotizada y ser almacenada en un depósito de 30 m3 de capacidad. La ósmosis se compone de dos etapas y se introduce el rechazo del a primera en la segunda, con la particularidad de poder limpiar las etapas de manera independiente, facilitando de esta manera el mantenimiento de la planta. Las instalaciones tienen una conversión de entre el 65% y el 75%.

La instalación se alimenta de agua procedente de un pozo, la cual pasa previamente por un filtro bicapa a baja velocidad de paso y de lavado automático. En dicho filtro se retendrán los sólidos en suspensión que pueda arrastras el agua.

Previa entrada en las membranas de ósmosis, el agua pasa por un prefiltro de seguridad de 5µ y se procede a la dosificación de productos químicos (reductor, antiincrustante y secuestrante) para la adecuación del afluente y aumentar el rendimiento de las membranas.

Los parámetros del agua que circula por la planta, son medidos mediante equipos de medición (conductividad, redox, pH) y controlados mediante un autómata Siemens programado por automatistas especializados en este campo.

Las principales ventajas a considerar son:

1.- El sistema trabaja en continuo, sin necesidad de regeneración, eliminándose el consumo de productos de difícil manipulación.

2.- El sistema es totalmente automático, puede trabajar hasta 24 horas diarias, con una supervisión mínima. No precisa de personal con cualificación especial.

3.- El sistema de osmosis inversa supone debido a las características de las membranas semipermeables una barrera bacteriológica en el agua producida, que elimina problemas bacteriológicos en la instalación.

La sanitización de las membranas está contemplada en el diseño del equipo y supone una operación rutinaria que puede repetirse en el tiempo.

4.- No se producen vertidos tóxicos, peligrosos o contaminantes del medio ambiente.

5.- Los productos fungibles son escasos, reduciéndose a los siguientes componentes:

  • Producto químico antiincrustante y ácido para la protección de las membranas contra depósitos calcáreos, disminuyendo la frecuencia de limpiezas y ensuciamientos por sílice, coloides…
  • Elementos filtrantes de 5 micras para protección de membranas. Su periodicidad de cambio dependerá de la producción y de la calidad física del agua de aporte.
  • Elementos filtrantes, sílex-antracita, se recomienda su cambio cada año.
  • Bombeo de alta presión.